Un nuevo amanecer

*

Con sorpresa, al despertar esta mañana,

me di cuenta de que la vida aún existía,

en el cielo, los pájaros volaban alegres y altaneros,

haciendo juegos, cantando al viento...

**

Sentí en mi rostro la caricia del aire fresco

y atrevido, un rayo de sol, me robó un beso.

Me sentí extraña, tan convencida estaba

de que después de ti, no había nada...

**

Ya ves amor, sequé mis lágrimas.

De repente, pensé en tí como un recuerdo,

y los recuerdos no duelen, solo son bellos.

Sonríen y susurran al alma, que el ayer no cuenta,

que siempre hay un mañana.

M.Ange Bonnevie

Cazilhac 04 Mars  2001