Por la landa...

*

 Me gusta deambular por la landa sacudida

de vientos que arrancan misteriosos gemidos

en las noches de ímpetu.

**

 Embriagarme del frágil perfume de flores

silvestres y sentir los cabellos bailar

frenéticos al son de los elementos.

**

Me gusta beber la sal del océano,

sentirla humedecer la boca y penetrar

gota a gota mis sentidos inquietos...

**

Me gusta cuando inocente, impregnas

mi mente de tu piel y tus palabras ásperas.

Y los extravagantes cariños que al igual

que estas salvajes tierras, enternecen y llenan...

**

 Y en esas tinieblas de ira...

 aún cuando indiferente el mundo se oculte

tras la frágil protección de los cristales,

flotando en quimeras, mi alma reclama

tu alma a traves de la inhóspita landa...

**

Y en la soledad y en las sombras de

la noche confusa, cual preciado agasajo,

encierro tu recuerdo en ese entrañable

rinconcito secreto...

**

 Y camino junto a tus sueños...

y los vientos acompañan tu ausencia de

su vehemencia...

 y la lluvia lava un instante dolores e incendios...

y ruego a las estrellas que sosieguen los miedos...

*

Marie-Ange Bonnevie

Cazilhac, le 09.08.2002