Luna mora

*

Es una noche blanca, el sueño se aleja,

la congoja muerde el alma.

En la oscuridad,

contemplo el cielo sembrado de luces extrañas...

**

Quisiera leer en las estrellas un mensaje de amor,

de consuelo.

Parece que guiñan, pero insolentes, ignoran mis ruegos.

Juegan con la luna que se aleja,

 perdiéndose en las nubes de mi ausencia...

**

Esta noche ni es blanca ni es negra,

parece un abismo donde se esconden los últimos anhelos.

El dolor ya no es dolor, es fuego, o frío intenso, no sé,

de la misma forma quemo...

**

En ese frío o ese fuego, se funden las falsas palabras

que entierran el alma.

Miro al cielo de nuevo... es mi amigo,

siempre acompañó mis sueños.

Está mudo, no responde, ¿es ciego?

**

Una lágrima resbala... 

y el mar inunda mi rostro que, esta noche,

por vez primera siento viejo.

Que quieta y fría se ve la luna con las  ilusiones

en suspenso...

**

Entre sollozos grito en silencio,

luna mora, luna llena, luna vieja...

dime, dí...

¿acaso me estoy muriendo?

Marie-Ange Bonnevie
Cazilhac le 03. 12. 2001