Fantasmas del pasado

*

Esperar y esperar inutilmente día tras día

una palabra decisiva...

una palabra que sosiegue la angustia de la duda.

Ya desespero de lograr el modo de callar

este grito inconsciente que surge de repente,

y urga con saña por dentro cuando menos lo deseo...

*

 En el diminuto escondrijo donde apenas se cobija,

se desvanece esa ínfima esperanza

que tanto cuesta mantener quieta, firme e ilusionada.

Una y otra vez, incansables momentos de espera, acechan,

una vez más, un solo gesto amable de tu parte,

y vuelve a brotar la alegría importuna de la confianza ...

*

Más allá de la distancia que separa, y aún más allá de la vida,

respira latente el insoportable sentimiento de no tenerte.

Los sueños son sueños, y la realidad se impone,

cruel, sin tapujos ni sentimientos de otros tiempos.

Contempla este agotado cuerpo acosado de desencanto...

es demasiado tarde, amor...

*

Malditos sean los años que resbalan,

arrastrando trazas incurables en el alma,

¡ aléjate ya ! Perverso fantasma del pasado,

sombra impertinente que muerdes sin piedad en el presente,

abandona de una vez mi pensamiento,

y dejame concluir en paz,

los tiempos plateados de la libertad.

* 

Marie-Ange Bonnevie

Cazilhac Le 05. 01. 2005