Días de nostalgia

*

Es en estos días de nostalgia y fastos sin sentido,

que la vida escupe a la cara los viejos resentimientos,

que se repara en el justo valor de los seres y las cosas,

de los besos vacíos en tu lecho frío,

de la soledad, de la ausencia,

de la inutilidad de la espera en la noche eterna.

**

Es en estos días,

que la melancolía aparece por los rincones,

y se ensaña, violenta, y desgarra con más fuerza.

Es en este feroz invierno que te busco y no te acierto,

que indiferente me llamas, y el hielo penetra mi cuerpo,

que el recuerdo de tu piel, se hace doloroso e intenso.

**

Es en estos días,

que mi alma viaja sin aguardar nada,

solo indaga una fuga diminuta a través de las tinieblas.

Una senda ligera hacia la paz y la franqueza,

una tregua a la lluvia y al viento helado de la montaña.

Y tú... indiferente, huyes de esa llamada exaltada,

desvias la mirada,

para no advertir, la agonía de mi última esperanza.

Marie-Ange Bonnevie

Cazilhac, le 30. 12. 2003